EnglishFrenchGermanItalianRussianSpanish
Que Visitar 

Dentro de Albarracín

Dentro de los límites de Albarracín se pueden disfrutar de las casas colgadas que se encuentran en el pueblo, sus calles son estrechas y empinadas y se pueden recorrer todas ellas a pie.

Las construcciones tienen en su mayoría el color rojizo típico de las casas de casi toda la zona, conocida como rodeno, además de que tienen detalles de forja en muchas de ellas, hay que estar atentos.

En la oficina de turismo se ofrecen mapas de los sitios que se pueden visitar dentro la ciudad, como el castillo, la casa de la Julianeta, las murallas (que están muy bien conservadas) y sus torres, así como de lo que se puede ver en los alrededores de la ciudad.

Albarracín cuenta con mucho sitio de aparcamiento para poder dejar el coche (es gratuito y al descubierto). El más grande de ellos es el que está justo en el puente que cruza el río. En la esquina de este puente está también la oficina de turismo, que nos será muy útil para recabar información de los lugares cercanos.

Hay también un paseo que discurre a lo largo del río, es de dificultad baja-media y se puede visitar con toda la familia.

En Albarracín podemos visitar también MarNummus, que forma parte de Dinópolis, en donde se exponen fósiles hallados por la Sierra de Albarracín, así como una réplica de Liopleurodon, el mayor depredador marino conocido. Hay que consultar horarios porque no está abierto todo el año.

Cerca de la ciudad de Albarracín

Si salimos de Albarracín por la carretera de la Sierra de Albarracín (pasando por debajo del túnel) podemos visitar a pocos kilómetros una pequeña cascada que hay del lado izquierdo de la carretera. Hay que tener cuidado porque no está señalizada como tal, sino como molino. Hay que bajar escaleras (son pocas) y el camino es estrecho, tomarlo en cuenta si lleváis sillas de niños o de personas con poca movilidad.

En Gea de Albarracín comienza un paseo que discurre por un acueducto romano que llega hasta Albarracín, se puede hacer andando o recorrer algún tramo y dejar el coche cerca para desplazarnos al siguiente. El recorrido no tiene mucha dificultad, pero lo mejor es llevar calzado adecuado y linterna, ya que hay algunos tramos que se hacen por dentro del monte. Antes de realizar cada uno de los tramos encontraremos información sobre los mismos y las recomendaciones a tener en cuenta.

Si decidimos visitarlo en época de verano, el consejo es gorro, protector solar y gafas de sol, ya que el recorrido es a cielo abierto.

Arte rupestre y algo más

A 5 kilómetros de la ciudad tenemos el Parque Cultural de Albarracín, en donde podemos disfrutar de los senderos que se pueden realizar a pie, y de paso, conocer las pinturas de arte rupestre que albergan.

Ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1998.

Hay 7 senderos a seguir, y en cada uno de ellos varias pinturas rupestres para ver. No tienen mucha dificultad en cuanto al desnivel (150 metros el que más), así que se pueden recorrer con toda la familia. Pueden variar desde los 20 minutos hasta las 3 horas, dependiendo del que elijamos.

Una advertencia: las pinturas están al aire libre, por lo que la erosión ha hecho de las suyas, a pesar de que se encuentran todos detrás de una verja, la mayoría de ellos no son muy reconocibles. En cada uno de ellos hay un panel informativo y una pequeña ilustración de lo que deberíamos ver (muchas veces hay que usar la imaginación). Uno de los que mejor se conserva y que se puede visitar fácilmente (no hay necesidad de hacer el recorrido completo) es el Sendero de Doña Clotilde.

 

 

 

 

© Copyright Hostal Montepalacios - Diseño Web Internet 2.0 - Pagina Web Economica